Seguridad en el Hogar de un paciente con Alzheimer

Seguridad en el Hogar de un paciente con Alzheimer

Por E.U. Priscila Herrera / Ilustraciones: María José Puga.

Como se ha explicado en artículos anteriores, la Enfermedad de Alzheimer es una condición progresiva e irreversible, que afecta las células del cerebro y genera pérdida de la memoria e impedimentos intelectuales.

Las personas con Alzheimer cada día son menos capaces de cuidar de sí mismas. Al tomar la decisión de brindar los cuidados del paciente en el hogar, existirá el reto de adaptar las actividades cotidianas y la distribución de la casa, en donde se debe considerar acciones para minimizar los accidentes.

Es más efectivo cambiar el ambiente que cambiar la mayoría de los comportamientos. Usted puede realizar estas modificaciones en el hogar para disminuir los peligros y tensiones que acompañan los cambios de comportamiento en el paciente. Al reducir el peligro, usted puede aumentar la independencia de su familiar. Un ambiente seguro puede resultar en un ambiente menos restrictivo. A continuación se detallará una lista de recomendaciones, que se debe aplicar con criterio y de acuerdo al avance de la enfermedad.

Modificaciones en los espacios comunes del hogar.

  • Evite transformaciones bruscas que puedan aumentar la inseguridad del paciente.
  • Trate de eliminar o fijar alfombras en lugares como el dormitorio y baño.
  • Evite los cables eléctricos muy largos para que no arrastren por el suelo.
  • Elimine los muebles con esquinas sobresalientes o con cristales. Puede utilizar en los muebles “cubre esquinas” (en el comercio podemos encontrar pack de 4 unidades $1.990)
  • Quite los obstáculos u objetos que puedan dificultar el paso en los pasillos o lugares estrechos.
  • Si tiene escaleras, fije bandas antideslizantes ($17.000 / 18 metros) sobre el borde.
  • Es recomendable poner una barrera al principio y al final de la escalera para impedir el paso (valor comercial entre $24.000 y $45.000)
  • Asegúrese de que las habitaciones tengan buena iluminación durante el día y estén equipadas con alguna lámpara de baja intensidad durante la noche.
  • Se recomienda no dejar al alcance electrodomésticos, fósforos, encendedores, llaves de automóvil, productos de limpieza del hogar y medicamos.
  • Quite los picaportes internos de las puertas para evitar que la persona pueda encerrarse.
  • Regule la temperatura del calefont y termos del agua para evitar posibles quemaduras.

En el dormitorio

  • Elimine o fije la lámpara del velador de manera que pueda encenderla y apagarla sin tirarla.
  • Fije al suelo la bajada de cama.
  • Coloque la cama a la altura de tal manera en que el paciente pueda subir o bajar sin dificultad por ambos lados.
  • En su ropero coloque prendas de la estación correspondiente y solo las que sean indispensables.
  • Elija ropa que sea fácil de poner y quitar, evite botones y cordones.
  • Identifique mediante dibujos la distribución de la ropa.
  • Quite o recubra los espejos, ya que en etapa avanzada de la enfermedad al verse reflejado, puede que no se reconozca, provocando angustia y desesperación.
  • Mantenga solamente los objetos de uso cotidiano y consérvelos siempre en el mismo lugar.
  • Coloque un reloj grande que pueda ver con facilidad, así como un calendario en el que usted pueda marcar los días.
  • Ponga una pizarra en la pared, siempre en el mismo lugar y deje escrito claramente lo que tenga que hacer. Es recomendable tareas sencillas que pueda realizar.
  • Si se lo encuentra a medianoche deambulando, dígale quién es usted. Hable suave y dulcemente.

En el baño.

  • El mueble del baño debe estar cerrado y sin medicamentos.
  • Equipe la ducha o bañera con bandas antideslizantes (figuras para tina antideslizante desde $1.990)
  • Controlar la temperatura del agua.
  • Procurar poner barras en las paredes de la ducha para que le ayuden a salir. También junto al WC (desde $16.000 cada barra). También si fuese necesario utilizar asiento de seguridad para ducha (desde $24.000).
  • El cuarto de baño debe tener alguna luz encendida por la noche (se sugieren las ampolletas LED, de bajo consumo y que no generan calor).
  • Las cosas deben permanecer siempre en el mismo lugar, para que el paciente no tenga que buscarlas, sólo cogerlas.
  • Colocar las alfombras de salida de baño sólo en el momento que se vaya a bañar.
  • Al momento del baño, aproveche esta instancia para ver el estado de la piel: hidratación, irritación, signos de infección, etc.

* Es importante destacar que estas son recomendaciones generales y que se debe aplicar de forma individual en cada paciente.

Se sugiere poner al tanto a sus vecinos sobre el estado de salud del paciente, ya que ante la eventualidad que intente salir de casa solo, le pueden servir de gran ayuda. Es de mucha utilidad, la identificación del paciente mediante algún tipo objeto como brazalete o medalla, en donde indique su nombre, dirección y número de teléfono de algún familiar.

Permítale que haga las actividades que pueda realizar, sin ningún tipo de presión y bajo supervisión. No discuta con el paciente y diríjase siempre con mucho cariño y amor.

Priscila Herrera Carvallo
Enfermera Universitaria
Email: pherreracarvallo@gmail.com

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *