La Enfermedad de Alzheimer

Por: Dr. Gonzalo Tejias Llanos / Ilustración: Aad Goudappel

¿Qué es la Enfermedad de Alzheimer?

Se define como un trastorno neurodegenerativo (neuronas del cerebro que van muriendo) caracterizado por una discapacidad cognitiva y del comportamiento que interfiere significativamente en el aspecto social y ocupacional del que la padece. Es una enfermedad incurable, con un largo período previo al desarrollo de síntomas y de curso progresivo.

Dicho en forma simple, el cerebro va envejeciendo y muriendo, de forma lenta pero progresiva, inicialmente con ningún o escasos síntomas, que a veces sus cercanos confunden con que está “distraído”, hasta llegar a un punto que son incapaces de realizar actividades básicas como alimentarse, vestirse e incluso levantarse de la cama, siendo dependiente 100% de la ayuda de sus familiares.

Se considera una enfermedad crónica no transmisible, es decir que no se contagia, pero si es potencialmente heredable (solo un 10%) hacia los hijos, nietos, etc. Actualmente es una de las enfermedades más comunes y costosas del ser humano.

¿En qué consiste la Enfermedad de Alzheimer?

La Enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia entre las personas mayores. Comienza lentamente, incluso se piensa que unos 10 años o más antes de la aparición de los síntomas.

TODOS los pacientes con Alzheimer tienen pérdida de memoria, que es la manifestación más precoz. También se caracteriza por presentar:

  • Deterioro del lenguaje (hablado y escrito)
  • Alteración de la organización visuoespacial: se les pierden objetos o se pierden ellos, se desorientan.
  • Disminución de la capacidad de juicio: pueden no diferenciar lo bueno de lo malo, ponerse agresivos, desinhibidos, no respetan normas sociales (por ejemplo orinar en la calle, decir groserías)
  • Capacidad motora inicialmente conservada: quizás esto es lo que más confunde a los familiares, porque “se ven” totalmente normales por fuera.

Existen varias clasificaciones en etapas, pero para entenderlo sencillamente:

Etapa 1: dura de 1 a 3 años.

Aparece pérdida de memoria, hay dificultad para aprender cosas nuevas, pero pueden recordar cosas antiguas, y generalmente conversan más de eso. Puede perjudicar el trabajo. Disminuye la cantidad de palabras que utilizan. Cambia la personalidad, se ponen indiferentes y pierden la iniciativa. Puede aparecer ansiedad y/o depresión. Tienden a aislarse, toman decisiones equivocadas, tienen problemas para administrar dinero. 

Etapa 2: 2 a 10 años. Ya requiere cuidados y vigilancia.

La memoria reciente y la antigua se alteran severamente. Hay desorientación espacial y se pierden con facilidad. Tienden a repetir frases y presentan dificultad para reconocer amigos cercanos. El lenguaje es vacío, no encuentran las palabras adecuadas, tienen dificultad para leer o escribir. Ocasionalmente se vuelven irritables. Pueden tener ideas fijas que son falsas y es difícil hacerlos cambiar aunque se le muestre lo contrario (“alguien le roba dinero”, “mi esposa o esposo me engaña”, etc). 

Etapa 3: variable.

Las funciones intelectuales están severamente deterioradas. No reconocen a su propia familia o su imagen en un espejo. No pueden comunicarse. Empiezan a decir groserías, o repiten constante e involuntariamente palabras o frases sin sentido. Hay rigidez de las extremidades, inmovilidad, se quedan en cama (“postrado”) con riesgo de formación de escaras. Pueden tener pérdida de peso, incontinencia urinaria y fecal. Tienen dificultad para tragar y eliminar secreciones, tienen cuadros respiratorios e infecciones urinarias frecuentes.

Dr. Gonzalo Tejias Llanos
Médico Cirujano Universidad de Valparaíso
Jefe Programa Adulto CAPS Viña del Mar, Armada de Chile.
E-mail: gtejias@gmail.com

Referencias:
1. Manual de Geriatría y Gerontología, Facultad de Medicina Universidad Católica de Chile, segunda edición.
2. Medscape: Actualización en Enfermedad de Alzheimer, junio 2017.
3. MedlinePlus: Enfermedad de Alzheimer. Biblioteca Nacional Norteamericana de Medicina.